lunes, 6 de junio de 2016

3 poderosas razones para comer pan

En algunos sectores de la población parece que el comer pan esté denostado. La cifras de consumo demuestran que lejos de aumentar, la ingesta de pan disminuye año a año quizás por una cuestión de desinformación de sus (buenas) propiedades. Por ejemplo, en el último año se ha producido un descenso del 2,5% del consumo de este alimento básico en nuestro país y ello es preocupante precisamente por eso, porque es un alimento básico. Asequible y nutritivo, el pan es fundamental en una dieta saludable. Igual eres un convencido, pero si no, te indicamos tres razones de peso por las que deberías comer pan de modo habitual.

1) Porque los españoles no llegamos a los 25 gramos de fibra diaria recomendados ni al mínimo de diversas vitaminas y minerales necesarios que están presentes en el pan. Si comemos pan, nuestra dieta se aproxima al ideal teórico: el aumento de la ingesta de verduras, hortalizas y cereales (pan) en las dietas medias es de obligado cumplimiento.

2) Porque estudios de reconocido prestigio han demostrado que comer menos de dos raciones diarias de pan conducen irremediablemente a un perfil calórico desequilibrado, tendiendo de este modo a que el aporte de calorías proceda en mayor medida de lípidos, es decir, grasas.

3) Porque según el último estudio nutricional referente al pan de la Universidad Complutense de Madrid hay un mayor porcentaje de personas con sobrepeso entre las que reconocen suprimir, e incluso restringir, el consumo de este alimento.