Sobre nosotros

Paco Fernández, al frente de Viena La Baguette, no creció entre algodones: ¡creció entre harina y masa madre! Contagiado desde su más tierna infancia por la pasión por el pan, aroma textura y sabores de este han sido siempre su obsesión, una obsesión que le ha llevado a hacer de la panadería un arte.

El negocio fundado por su abuelo Agapito en el número 20 de la calle Recoletos fue el germen de la panadería actual. De nombre original Viena Recoletos, con los años pasaría a denominarse  Viena La Baguette. Toda la familia ha contribuido al desarrollo del obrador: el fundador Agapito -quien heredó conocimientos y sabiduría de su padre Francisco, también en el sector panadero en León-, Francisco Fernández padre que con enorme fuerza de voluntad hizo crecer el negocio hasta límites insospechados, Paco Fernández que insufló la idea romántica (y acertada) de elaborar solo productos artesanales, y las mujeres de la saga, como Antoñita y Concha, que han sido un importante sostén. La continuidad de la panadería está asegurada por Jessabel, hija de Paco y Concha, que también ha heredado la pasión por este alimento esencial.

La fijación de Paco Fernández por el pan artesano nos ha situado como una panadería de referencia en todo el país. Aunque el obrador está en Madrid, distribuimos a toda España, siendo muchos los restaurantes de alto nivel que han elegido servir nuestros panes para acompañar sus creaciones.
Para atender a particulares, tenemos dos tiendas en Madrid, una en el mercado de San Antón y la otra en la calle Santa Brígida.